Unipersonal

GuitarraJosé Luis Tubert nos invita a un paseo a lo largo y a lo ancho del mundo de la música. A través de interpretaciones musicales, relatos y poemas, este juglar del siglo XXI nos lleva, por momentos a los míticos orígenes de la música, imitando el canto de los pájaros con instrumentos primitivos, por momentos a anónimas canciones de amor y danzas del Renacimiento, a piezas de Bach, de Brahms o de Schubert.

OcarinaTal vez escuchando una melodía precolombina nos remontemos a la época de los Incas, siglos antes de la conquista de América. O quizás los tangos y las milongas nos hagan evocar el mundo de guapos y compadritos de comienzos de siglo en los arrabales de Buenos Aires. La esencia del espectáculo reside en la magia que se despliega a medida que José Luis Tubert va entretejiendo su comunicación con el público.

FlautaEl tiempo parece detenerse cuando este Juglar del Siglo XXI desgrana piezas en flauta traversa, ocarinas, e instrumentos construidos por él mismo, canta acompañándose con la guitarra, o enseña un canon, generando un coro a cuatro voces con el público presente. Y entre una pieza y otra, la música se va entrelazando con reflexiones, relatos, anécdotas, cuentos, una frase de Gibrán, un poema de Jorge Luis Borges, de Antonio Machado o de Atahualpa Yupanqui. Todo ocurre de una manera simple y profunda. Se trata de un encuentro entre el artista y su público y de un reencuentro de cada quien consigo mismo.